El calentamiento global está provocando el cambio climático y los casquetes polares se están derritiendo. Cada década desaparece casi el 13% del hielo marino del Ártico y, en los últimos 30 años, el hielo más antiguo y grueso del Ártico se ha reducido en un sorprendente 95%.
Si las emisiones continúan aumentando descontroladamente, el Ártico podría quedarse sin hielo en menos de 20 años. Pero lo que sucede en el Ártico no solo se queda en el Ártico. La perdida afectara a gran escala.
Casquetes Polares